Resultados de la cartera #2DeepValue 2014-2015

Vamos con la actualización de los resultados de la cartera #2DeepValue 2014 – 2015, finalizada con fecha 30 de Junio. Si el año pasado hubo una corrección en el último periodo en los valores portugueses, este año la crisis griega se ha llevado más de un 6 % de la cartera y del Stoxx600 en apenas unas semanas. Frente a los escenarios de volatilidad al inversor no le queda sino mantener el temple y la disciplina necesarios para obtener resultados superiores en los periodos siguientes con la mirada puesta siempre en el largo plazo.

El resultado final alcanza una rentabilidad del 12,9% frente al 12,3% del stoxx600. El resultado pueda considerarse satisfactorio, con escaso margen frente al benchmark estándar. Con un comprable más ajustado a la composición de #2DeepValue (igual ponderación, incluye dividendos) el OSSIAM ETF STOXX 600 equal weight con reinversión de dividendos (que yo no hago) la cartera quedaría un 3% abajo (http://www.ossiam.com/produits/see/id/31#theTabs4). En todo caso, la cartera lleva una rentabilidad acumulada del 178%, significativamente por encima del 51% del índice estándar.

El ajuste en el diferencial de rentabilidad frente al índice podría tener relación con diversos factores. La valoración inicial en términos de P/BV promedio era más elevada que en ejercicios anteriores, 0,65x (ver datos en tabla adjunta). Otra diferencia frente a carteras de años anteriores es el límite en el tamaño de los valores, limitado a 2.000M. Ninguno de estos factores parece ser significativo a la hora de valorar el resultado del año.

Evitando pretender argumentos técnicos o macroeconómicos que no corresponden en una cartera screener con fecha de entrada y salida cierta, explicaciones más plausibles sobre lo ajustado del performance pueden ser la composición de la cartera y el momento de inicio. En el caso de la composición, en esta ocasión un tercio de la cartera ha quedado en negativo, duplicando el ratio de rentabilidad media versus rentabilidad mediana. En ejercicios anteriores apenas uno o dos valores de doce quedaban en rojo. Y es que con sólo una docena de nombres, un único valor puede hacer la diferencia entre una rentabilidad suficiente y una excepcional. Este fue el caso de Gamesa en 2012-2013 y de Aperam en 2013-2014. Tenemos aquí por tanto un elemento de mera fortuna importante. Por otro lado, sobre el momento de entrada la suerte juega igualmente un papel importante en mercados volátiles, y un par de semanas de distancia pueden suponer una diferencia sustancial. Confiemos en que Fortuna vuelva pronto de sus vacaciones, y ayude a conseguir rentabilidades excepcionales, que las razonables ya las obtenemos por otros medios. Si es así, prometo el debido reconocimiento.